Deportes

Published on junio 13th, 2014 | by sammartino martin

0

“Hay mucha paranoia de que vuelva a ocurrir lo de 1950”

Comenzó el Mundial en el medio de un clima social conflictivo. Marchas y protestas son moneda corriente en el país que alberga la cita máxima. Desde Salvador de Bahía, Brasil, el sociólogo Claudio Lasa dialogó con GDV y nos aportó más precisiones.

¿Qué clima se respira hoy por hoy en Brasil?

Hace un año que comenzaron los problemas, durante la Copa Confederaciones. Movilizaciones masivas en los principales puntos de Brasil como San Pablo, Porto Alegre, Río de Janeiro. Este último tuvo hasta a los indígenas cercando el estadio Maracaná. Las marchas en términos de cantidad de gente son menores a las de 2013. Los sectores de las clases medias ya no participan, en general, de las protestas.

¿Qué objetivo político tiene todo esto?

Hoy los que están más movilizados son los de partidos de izquierda. Hay un conflicto entre el gobierno actual y las fuerzas progresistas que los apoyan y una derecha que quiere volver al poder en las elecciones de octubre. Si Brasil pierde el mundial al gobierno se le va a ser difícil conseguir la reelección.

¿La situación social de Brasil es tan grave como la cuentan?

Cualquier evento de esta magnitud trae el riesgo de problemas de violencia. Brasil tiene una sociedad extremadamente violenta. Los negros, pobres, jóvenes, habitantes de fabelas son los atacados mayormente. No siempre llega a la muerte pero hay un destrato constante en el día a día. No nos olvidemos que es uno de los países que más tarde terminó con la esclavitud y eso se palpa aún en la vida cotidiana.

¿Qué nos podes decir del lugar dónde vivís?

Aquí en Salvador se acusa a los políticos de ocultar a las personas en situación de calle trasladándolos en distintos centros alejados a los lugares turísticos. Hay un maquillaje muy grande en las principales ciudades. También hay una enorme prostitución adolescente que intenta ocultarse.

¿Qué consejo le das al argentino que está allí o piensa ir durante el Mundial?

En general hay una idea conspiratoria de que Brasil es sinónimo de violencia. El brasilero es una persona muy simpática, que trata de convivir constantemente con los turistas. Belo Horizonte me hace acordar mucho a Córdoba, de asociarse a lo rural y demás. Los que vienen son turistas y argentinos, con el respeto que eso merece. Hay bastante paranoia con que lo de 1950 vuelva a ocurrir y ni que hablar de una posible final con Argentina.


About the Author



Comments are closed.

Back to Top ↑