Fútbol

Published on Agosto 2nd, 2017 | by sammartino martin

0

Riestra-Comunicaciones: la AFA le metió un gol en contra a su propio reglamento

El Tribunal de Disciplina de la AFA tenía una oportunidad de oro para hacer cumplir el reglamento. Bastaba con que Paulo Vigliano, el árbitro de Riestra vs. Comunicaciones, identificara a Leonardo Freyre, uno de los futbolistas del equipo local que encabezaron la invasión de campo para gatillar el artículo 106 del Reglamento de Transgresiones y Penas: pérdida del partido para Riestra. Pero Vigliano sólo informó de una “invasión masiva”. Nunca identificó a Freyre ni a ningún otro futbolista local. Adujo que se enteró de quiénes habían protagonizado los incidentes mediante las redes sociales. No hubo informe ampliado: no se lo pidieron y tampoco aportó más datos. Pese a que Freyre salió por cadena nacional, el Tribunal de Disciplina adujo no tener pruebas para sancionar como lo establece el reglamento. Y terminó atentando contra sus propias leyes.

El de la AFA es un tribunal que sólo en contadas veces actúa de oficio. Y suele no tener en cuenta las filmaciones: se guía por lo que sucede sobre el césped. Desde los años grondonistas, uno de los lemas preferidos de sus integrantes es que “los puntos se ganan en la cancha”. Algo de eso dio a entender Fernando Mitjans, el presidente del cuerpo, el lunes, en una reunión que tuvo con otros protagonistas, como Sergio Fernández (vicepresidente del tribunal), Claudio Tapia (presidente de la AFA), Daniel Angelici (vicepresidente primero) y Pablo Toviggino (secretario ejecutivo de la presidencia). Fernández, que llegó a la AFA de la mano de Angelici, expuso otra postura. “Hay que dar una señal contundente de cambio”, se escuchó. Fernández, que tiene relación directa con Angelici, pero también llegada a la Casa Rosada, abogaba por darle por perdido el partido a Riestra. Ésa era la sanción que pretendía Angelici.

Tapia, en cambio, siempre quiso continuar el partido. Lo supo desde el momento en que ocurrieron los incidentes. Y lo reafirmó después, cuando se enteró de los intereses políticos involucrados en el dictamen. Tapia quiere dejar en claro -con sus actos y decisiones- que él gobierna la AFA. Por más que haya declamado una y mil veces que el Tribunal de Disciplina es un ente “autárquico” con autonomía para tomar decisiones. El presidente de la AFA quería una decisión exprés para evitar presiones externas. Más demora habría implicado más tiempo para la rosca, para las influencias.

La postura de Angelici, contraria a seguir jugando, le valió algún reproche en la reunión del Comité Ejecutivo, que presidió Tapia. A primera hora de la tarde, y cuando el fallo todavía era incierto, todos sabían que el presidente de Boca pretendía suspender el encuentro y castigar a Riestra tanto deportiva como económicamente. Habría ascendido Comunicaciones ‘en los escritorios’. Sus colegas le recordaron al dirigente xeneize que cuando ocurrió algo parecido en la Bombonera con el gas pimienta, Angelici criticó la derrota sufrida por su equipo… ‘en los escritorios’ de la Conmebol.

A la hora de votar, el tribunal expuso las diferencias internas. Fernández se mantuvo en su postura y reafirmó su visión. Fue el único voto en contra de la mayoría: los otros cuatro integrantes presentes se decantaron por la continuidad del partido en cancha neutral y a puertas cerradas, además de la sanción económica a Riestra (300 entradas durante 10 partidos, equivalentes a 600.000 pesos) y la quita de 20 puntos de la tabla general de la temporada próxima, independientemente de la categoría en la que juegue. Los del Bajo Flores tendrán su estadio clausurado durante 10 fechas. Mitjans, el presidente del tribunal, no votó: lo hace sólo en caso de empate. Hubo cuatro ausentes: José Jozami (regresó de Perú a última hora), Jorge Ballestero (le colocaron tres stents), Fernando García Pulles y Oscar Ameal.

“Tienen autonomía. Espero que lo terminen cuanto antes”, dijo Tapia al salir del edificio de la AFA. El presidente ya había leído el fallo en su despacho. En las últimas horas, incluso escuchó a varios dirigentes de su entorno. Dos de ellos le recordaron que si el partido entre Riestra y Comunicaciones continuaba, él iba a pagar el “costo político” de no aplicar el reglamento con pruebas tan contundentes como la filmación de los incidentes. Tapia se mantuvo firme: aunque no lo hizo público, quería que el partido siguiera.

Con miras a la continuidad del encuentro, ninguno de los equipos puede hacer cambios en los cinco minutos que restan (ya hicieron las modificaciones el sábado, antes de la invasión). Pero sí podrán alterar la alineación para la reanudación, que se disputará en dos tiempos: uno de tres minutos y otro de dos. A Riestra le alcanza mantener el 2-0. Comunicaciones tiene que marcar sí o sí un gol en ese lapso. Si lo hace, la definición se alargará aun más: el ascenso a la B Nacional se definirá por penales.


About the Author



Comments are closed.

Back to Top ↑